Tipos de mandarinas – aprende a distinguirlas y conoce sus propiedades

Las mandarinas son mucho más que solamente vitamina C. Este cítrico está lleno de propiedades que te ayudarán a tener una alimentación sana y a mejorar tu calidad de vida. Hoy te invitamos a conocer los tipos de mandarinas. Una vez conozcas a sus tres variedades principales: satsumas, clementinas e híbridos de mandarino, podrás elegir aquella cuyo sabor case contigo.

Tres tipos de mandarinas para una alimentación sana

Existen 3 tipos (variedades o grupos) de mandarinas para alimentar tu mesa y cautivar tu paladar:

Satsuma

Muy resistente al frío. Aunque se cultiva en España, es originaria de Japón (provincia de Satsuma), de ahí su exótico nombre. Una de las razones por las cuales los consumidores la prefieren es porque no suele tener semillas. Suele ser comercializada tanto entera (gajos) como para zumo natural.

Clementina

Dentro de las clementinas, encontramos cuatro sub-géneros. Las características que suelen compartir son: estar libres de semillas y poseer una pulpa carnosa, de color naranja intenso y de un intenso sabor dulce. Son ideales para zumo. Proceden del mandarino común y son las más conocidas entre las mandarinas.

Híbridos de mandarino

Existen varios tipos de híbridos de mandarinos, ya que son el resultante del cruce entre especies. Los más populares son murcott, nardocott y clemenvilla. Las dos primeras son muy dulces, jugosas y con semillas. La clemevilla posee un color intenso, es muy dulce y se utiliza comúnmente para hacer zumo.

La vitamina C está presente en todos los tipos de mandarina gracias a su condición de cítrico. Además de aumentar tus defensas, los beneficios de la vitamina C pueden mantenerte alejado del médico durante mucho tiempo.

Propiedades nutritivas de las mandarinas

Las mandarinas son frutas ricas es muchas más vitaminas que simplemente aquella por la que son mundialmente reconocidas: la vitamina C. De modo que, elijas la variedad que elijas, estarás obteniendo los siguientes beneficios al consumirlas:

  • Refuerzo y mejora del sistema cardiovascular
  • Reducción del ácido úrico en sangre
  • Combate el estreñimiento
  • Combate la anemia
  • Mejora la calidad y tersura de la piel.

Ya sea desde el punto de vista orgánico como del estético, la mandarina contiene muchas de las respuestas que estabas buscando.