Blog

La sandía, es una de las frutas más conocidas por su sabor inigualable y la frescura que nos aporta en los meses más calurosos del año. Su origen se sitúa en África donde, desde la antigüedad, era cultivada a las orillas del grandioso rio Nilo. Esta fruta fue traída a Europa y desde el viejo continente llevada a América. Como curiosidad, España es uno de los lugares junto a Turquía, Grecia e Italia, donde más extendido está su cultivo y consumo.

El calor empieza a dejarse ver y con ello las ganas de disfrutar del buen tiempo. Una de las cosas que podemos disfrutar en la época estival y que con más ansias esperamos, es la llegada de la “fruta de verano”´: Sandía, melón, frambuesas, melocotón  y como no, las fresas.

¿Sabías que el melón es una fruta que además de refrescante y de rico sabor, tiene muchas propiedades muy saludables? Pues sí, más allá de sus muchos beneficios a nivel gastronómico, el melón cuenta con beneficiosas propiedades para mantener nuestra salud en buen estado y nos ayuda a prevenir enfermedades.

El verano se acerca y con él, una de la frutas estrella de la estación estival. Tan refrescante como sana, la sandía es fuente de vida pero…¿Cómo elegir la sandía correcta?

Se acerca el verano y con él las frutas de temporada que lo acompañan, cuyas joyas de la corona son el melón y la sandía por su agradable frescura pero si tuviéramos que elegir entra una u otra, ¿de qué modo podríamos guiarnos?

La mandarina Orri puede hacer por ti mucho más que protegerte del resfriado, gracias a su rico a porte de vitamina C. No en vano es considerada si no la mejor fruta, de las mejores frutas, para la salud. Y por supuesto no existe una única forma de comerla o presentarla.

Afortunadamente, ya no es necesario esperar al verano para deleitarte con una de tus frutas favoritas, ya que lo proveemos durante todo el año. El melón blanco es una fruta increíblemente nutritiva, ideal para combinar, experimentar o tomar sola. Disfruta del melón blanco todo el año con las ideas que te damos a continuación.

Por todos son conocidos los múltiples beneficios de este popular cítrico; está demostrado científicamente que, gracias a la vitamina C, es una fruta excelente para fortalecer nuestro sistema inmunitario frente a enfermedades comunes como gripe y resfriados (se ha demostrado recientemente que también es efectiva en la lucha de nuestro organismo contra el Coronavirus).