La sandía, es una de las frutas más conocidas por su sabor inigualable y la frescura que nos aporta en los meses más calurosos del año. Su origen se sitúa en África donde, desde la antigüedad, era cultivada a las orillas del grandioso rio Nilo. Esta fruta fue traída a Europa y desde el viejo continente llevada a América. Como curiosidad, España es uno de los lugares junto a Turquía, Grecia e Italia, donde más extendido está su cultivo y consumo.

El verano se acerca y con él, una de la frutas estrella de la estación estival. Tan refrescante como sana, la sandía es fuente de vida pero…¿Cómo elegir la sandía correcta?