Cuando vamos a nuestra frutería y nos rodea una paleta de colores cálidos y violetas, no cabe duda, el verano está en su pleno esplendor y con él un sinfín de deliciosas frutas para calmar nuestra sed y disfrutar del sabor de lo natural.

Con el mes de julio llega el calor ¡y una gran cantidad de maravillosas frutas! Todas ellas dispuestas a ayudarnos a conseguir la hidratación tan necesaria en esta época, aportando un refrescante sabor, y todas las vitaminas y minerales que necesitamos para hacer frente con energía y salud a nuestro día a día.